v7.0

E-COMMERCE Y ECOLOGÍA, ¿CÓMO PODEMOS DESARROLLAR UN COMERCIO CONSCIENTE?




Cada vez son más personas las que utilizan Internet para comprar, ya sea que hablemos de equipos electrónicos, ropa, línea blanca e incluso alimentos. Aunque inicialmente parecía que el comercio digital era más ecológico que el tradicional, con el pasar de los años pudimos percatarnos de que este no era el caso.

Sin embargo, el contexto de pandemia parece colocar en bandeja de plata la posibilidad de cambiar el concepto del comercio electrónico, transformándolo de una alternativa funcional pero altamente contaminante, a un canal de compra/venta efectivo y capaz de crear conciencia sobre el medio ambiente. Pero, ¿cómo lograrlo?

Los consumidores quieren alternativas
El primer paso es escuchar a los consumidores, que desde hace un par de años demandan un comercio mucho más responsable. Mientras que algunos estudios revelan que cerca del 60% de los Millennial está dispuesto a pagar por más productos sostenibles y ecológicos, otros aseguran que el 20% quiere un e-commerce responsable con el medio ambiente.

No se trata de un fenómeno que representa la mentalidad de un grupo pequeño de consumidores, sino a un buen porcentaje de una de las generaciones más importantes para el comercio global en la actualidad. Si bien es cierto que estos cambios no pueden hacerse en un abrir y cerrar de ojos, sí se trata de un deseo de cambio que generará presión en las grandes marcas y empresas.

Temporadas de consumo “verdes”
Aunque esta preocupación se mantiene todo el año, la realidad es que es durante las temporadas de consumo cuando más personas se expresan sobre la contaminación generada por el e-commerce. Black Friday, Cyber Monday, navidad, el día de San Valentín, son algunas de estas.

Pero, ¿cómo crear una alternativa más ecológica? Entusiastas y expertos sugieren disminuir el consumo durante estas épocas, optando solo por la compra de productos realmente necesarios, y eligiendo entregas ecológicas que, aunque puedan tomar más tiempo y trabajo, son menos dañinas.

Si, por ejemplo, queremos aprovechar el Buen Fin en Bodega Aurrerá porque tienen descuentos de entre 20% y 50% en alimentos y productos para el cuidado del hogar, siempre tendremos la opción de recoger nuestros pedidos en la tienda, evitando tener que solicitar un vehículo que traiga nuestra compra a domicilio.

Ya sea que vas a comprar en Target, Best Buy, Home Depot, Cklass, o cualquier otra marca, es importante tomar esto en cuenta durante las festividades de consumo.

Áreas que deben modernizarse
Cuando hablamos de las barreras a las que se enfrenta el comercio electrónico para convertirse en una alternativa verde, es importante notar que muchas de estas surgen por la falta de modernización real es aspectos clave del proceso de compra y venta de bienes. Al realizar un análisis sobre esta situación, podemos destacar lo siguiente:

Los servicios de envío, aunque se han adaptado a una demanda mucho mayor, han sido incapaces de convertirse en una alternativa tan efectiva como ecológica. La creación de redes de distribución que no dependan de flotas enormes de vehículos es el paso a seguir.

El empaquetado, y otras formas de protección de productos, debe adaptarse a las necesidades del medio ambiente, no solo siendo elaborados de material de reciclaje, sino también de materiales biodegradables para disminuir los efectos de la contaminación en caso de una disposición irresponsable. 
La falta de estrategias que incentiven al consumidor a reciclar o disponer adecuadamente de paquetes y envoltorios es un error que muchas empresas no han sabido abordar.

Puede que todavía estemos lejos de alcanzar un comercio realmente ecológico, sin embargo, se trata de una meta que podremos materializar en algunos años con el compromiso de consumidores y empresarios.




Publicar un comentario

0 Comentarios

Recomendadas...