v7.0

LA NANOTECNOLOGÍA PODRÍA PERMITIR A LAS PAREDES DE LADRILLOS ALMACENAR ENERGÍA

Los viejos ladrillos no parecen algo que realmente se pueda asociar a la alta tecnología, pero los investigadores nos siguen demostrando que estamos equivocados.


Ahora, un equipo de investigación ha encontrado una manera de convertir los ladrillos en dispositivos de almacenamiento de energía, usándolos para alimentar un LED en laboratorio.

Una pared de ladrillo puede que en el futuro tenga un uso que nunca hubiéramos pensado. Ese es el objetivo de un equipo de científicos de la Universidad de Washington en St. Louis, que querían probar si los ladrillos se podían usar para almacenar electricidad.

El equipo comenzó con ladrillos rojos normales, luego les dio capacidades adicionales al revestirlos de un polímero conductor llamado PEDOT. Este material está compuesto de nanofibras que se abren camino dentro de la estructura porosa de los ladrillos, convirtiendo finalmente el conjunto en “una esponja de iones” que conduce y almacena energía.

En particular, estos ladrillos se convierten en supercondensadores, que pueden almacenar una mayor cantidad de energía y se cargan y descargan más rápidamente que las propias baterías.

Pueden apilarse para hacer un dispositivo de almacenamiento de energía más grande o más pequeño, y toda la pared se remata con una capa de epoxi para aislar el sistema.

En las pruebas, el equipo demostró que un ladrillo podía cargarse a 3 voltios en 10 segundos, y luego encender un LED verde durante 10 minutos. Incluso funcionó bajo el agua. Escalando, el equipo dice que estos ladrillos de energía podrían ser conectados a fuentes renovables como las células solares, para hacer funcionar un conjunto de sensores microelectrónicos y luces. Y como un supercondensador, los ladrillos se podrían recargar cientos de miles de veces cada hora.

Los ladrillos recubiertos de PEDOT son bloques de construcción ideales que pueden proporcionar energía a la iluminación de emergencia. Prevemos que esto podría ser una realidad cuando se conecten nuestros ladrillos con células solares – esto podría tomar 50 ladrillos en la proximidad de la carga. Estos 50 ladrillos permitirían alimentar la iluminación de emergencia durante cinco horas. Julio D’Arcy, autor principal del estudio.

Los investigadores afirman que el método es simple y barato, y puede hacerse con ladrillos nuevos o reciclando los viejos.



Publicar un comentario

0 Comentarios

Recomendadas...