v7.0

FUERTES INCENDIOS EN PANTANAL BRASILEÑO DEJAN REDUCIDO A CENIZAS UN PARAÍSO ECOTURÍSTICO


El Pantanal, mayor humedal del mundo y que Brasil comparte con Bolivia y Paraguay, terminará septiembre con número récord de incendios, que ya destruyeron 22 % de su área. Una tragedia que eleva la presión internacional sobre la cuestionada política ambiental del presidente Jair Bolsonaro.


El Pantanal, que tiene unos 250.000 kilómetros cuadrados de extensión, de los cuales 150.000 kilómetros cuadrados (cerca de 60 %) en territorio brasileño, es reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es considerado uno de los ecosistemas más ricos del mundo en biodiversidad de flora y fauna, con cerca de 600 especies de aves, 124 de mamíferos, 80 de reptiles y 60 de anfibios.

Hasta el 6 de septiembre, se contabilizaban 23.490 kilómetros cuadrados arrasados por el fuego, casi el 16 % del Pantanal brasileño, según un análisis de la Universidad Federal de Río de Janeiro, citado por la agencia Reuters.

En el Pantanal viven unas 4.700 especies, algunas de ellas en peligro de extinción, como en el caso del jaguar y el oso hormiguero.

Del 1 al 23 de septiembre, se han registrado 6.048 focos de incendio en el Pantanal, según el monitoreo que realiza el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE, por sus siglas en portugués) de Brasil. Esta es una cifra récord para un solo mes en 22 años, superando los 5.993 que se reportaron en agosto de 2005. 

En los nueve meses del año en curso, se registran 16.201 focos de incendio en el Pantanal, una cifra que supera los 12.536 reportados durante todo el 2005.  

Hasta el 6 de septiembre, se contabilizaban 23.490 kilómetros cuadrados arrasados por el fuego, casi el 16 % del Pantanal brasileño, según un análisis de la Universidad Federal de Río de Janeiro, citado por la agencia Reuters. 

En el Pantanal viven unas 4.700 especies, algunas de ellas en peligro de extinción, como en el caso del jaguar y el oso hormiguero. 


















Explicación de Bolsonaro
Por su parte, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, aseguró durante su intervención ante la 75º edición de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) que los grandes incendios son una «consecuencia inevitable de la alta temperatura local, junto con la acumulación de materia orgánica en descomposición».




Publicar un comentario

0 Comentarios

Recomendadas...