v7.0

WUHAN, DE EPICENTRO DEL CORONAVIRUS A VIVIR SIN MASCARILLA NI DISTANCIA DE SEGURIDAD

Wuhan

Mientras el coronavirus sigue causando estragos en todo el mundo, la urbe donde apareció el patógeno respira tranquila y sin necesidad de mascarilla. «Wuhan, la ciudad más afectada por la covid-19 en China, es ahora la ciudad más segura del país», llegó a decir en junio Feng Zijian, subdirector del Centro Nacional de Control y Prevención de Enfermedades chino.


En el lugar donde todo comenzó, en el señalado como epicentro mundial de la pandemia de coronavirus, llevan tiempo procurando que todo el planeta vislumbre su victoria con imágenes calculadas para el disfrute patrio y la envidia del exterior. Wuhan lleva desde mediados de mayo sin registrar un solo caso local de coronavirus. Las cuarentenas y restricciones han dejado paso a algo que se parece mucho a la vieja normalidad.

A todas horas, mercadillos, restaurantes y terrazas se animan con un flujo incesante de clientes. Al atardecer, las señoras salen a ensayar coreografías en los parques, un clásico del paisaje urbano chino. Y con la noche ya encima, un espectáculo de luces en los rascacielos entretiene a los que pasean en las orillas del río Yangtsé.

Existen numerosos interrogantes sobre el origen del virus y la respuesta inicial de las autoridades chinas al brote. Pero eso no evita que Pekín promocione la vertiginosa recuperación de Wuhan como prueba de que su modelo de gestión de la crisis, criticado por draconiano e incluso contrario a los derechos humanos, es superior al de muchas democracias occidentales, mucho más afectadas por el patógeno.

VER TODO EN NDIGITAL




Publicar un comentario

0 Comentarios

Recomendadas...