v7.0

FALTA DE AGUA SIGUE AFECTANDO SECTORES


Por Rosmerys de Leon
La escasez de agua en varios sectores del gran del Gran Santo Domingo continúa afectando a sus moradores, cuya dificultad impide poder cumplir con el llamado a arreciar la higiene para combatir la COVID-19.


Uno de los municipios más afectados es Santo Domingo Oeste, donde sus residentes han tenido que ser auxiliados por camiones de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), para poder abastecerse del tan preciadolíquido.

Ayer, en el sector Villa María, ubicado detrás del Centenario Cristo Redentor, decenas de cubetas y tanques para almacenar el agua fueron colocados en las calles a la espera de la brigada de la CAASD que pasa periódicamente por el lugar.

Los residentes indicaron que llevan mucho tiempo sin recibir agua y tienen que estar a merced de la entidad estatal para poder obtener el líquido.

En ocasiones, deben comprar el agua a camiones, que les cobran entre 100 o 150 pesos.

Esta situación se traduce en un “viacrucis” para los residentes del sector, debido a que la falta de agua les dificulta realizar las tareas básicas del hogar, y en medio de la pandemia, la situación es mucho peor.

CAASD dice faltan 44 millones de galones de agua
Ayer, el director general de la CAASD, Alejandro Montás indicó que las lluvias de los últimos días han contribuido a cierto incremento en la producción de agua potable que la institución sirve a la población, con un registro de 376 millones de galones por día.

Sin embargo, explicó que todavía se requieren otros 44 millones de galones diarios para alcanzar la meta de 420 millones que la entidad produce diariamente en condiciones normales.

“En días anteriores a las últimas lluvias nuestro déficit se situó cerca de los 100 millones de galones diarios. Aunque no han sido intensas, las precipitaciones recientes lograron mejorar, fundamentalmente, el abastecimiento de agua en el sistema Haina-Manoguayabo, que hoy opera con siete equipos de bombeo en su obra de toma, de los nueve que posee”, detalló el arquitecto mediante una nota de prensa.

El funcionario aclaró que los aguaceros no surtieron iguales efectos en los acueductos Isa Mana y Duey, que sirven de agua a los sectores en los municipios Pedro Brand y Los Alcarrizos, así como en los residenciales en la avenida República de Colombia.

Dijo que el déficit del agua de estos sistemas podría mejorar debido a las lluvias ocurridas últimamente en la cuenca alta del río Haina, en el municipio Villa Altagracia, ubicado en la provincia de San Cristóbal.

Las lluvias no han beneficiado a Valdesia

Montás indicó que en el acueducto Valdesia-Santo Domingo, las lluvias no han impactado. Informó que el nivel del agua en la presa de Jigüey está en la cota 516.32, con un descenso de 25.18 metros con relación a su cota máxima, de 541.50. “Lo mismo ocurre en la presa de Valdesia, que se encuentra en la cota 140.38. Su nivel ha descendido 9.62 metros con relación a su cota máxima, de 150 metros sobre el nivel del mar (MSNM)”, apuntó. Sobre el caudal del río Nizao, que alimenta estos dos embalses, dijo que no ha registrado mucha variación que en días atrás.



Publicar un comentario

0 Comentarios

Recomendadas...