v7.0

¡BASTA YA, NO MÁS PRÁCTICAS Y RETÓRICAS POPULISTAS!


Por  Alberto Suero Encarnacion

Un verdadero y sostenible desarrollo, que derive en una genuina transformación, a nivel socioeconómico de cualquier nación del mundo, pues no puede descansar sobre las ilusorias buenas intenciones de un gobernante de turno. Hay principios y leyes socioeconómicas que se sobreponen. Tampoco sirve acariciar el oído de un pueblo con discursos y reiteradas prácticas populistas estériles.


Esa ha sido la vieja práctica en República Dominicana y Latinoamérica. Es por ello, que siempre estamos en los peores lugares en los indicadores de desarrollo humano.

En ese mismo orden, es necesario hacer las grandes reformas estructurales a nivel de política fiscal y socioeconómica, educativa y judicial que son dolorosas al principio. También deben tomarse a la par medidas compensatorias... Pero que sea un pacto de nación mediante el consenso de todos los sectores del estado.

¡Cómo queremos una mejoría en cantidad y calidad del gasto público teniendo una presión tributaria muy baja, de tan sólo un 13,2%, de acuerdo a la CEPAL! Pero, el populismo político se impone, por eso no se toca esa tediosa tecla. Una característica de las potencias económicas es que la presión tributaria es altísima, pero con un beneficio de retorno muy compensatoria en obras sociales en favor de los contribuyentes. No obstante en Rep. Dom. genera pánico y fobia el tema de reforma impositiva, pues, históricamente, ha servido para enriquecer a la partidocracia y al empresariado alineado al gobierno de turno.

Corea del Sur, Singapur son ejemplos de que se puede saltar del subdesarrollo al desarrollo. Estas naciones hicieron grandes reformas educativas, económicas, judiciales... Hoy, figuran en los primeros lugares en el informe pisa de educación; han creado una gran infraestructura moderna; exhiben un PIB loable. Esto es garantía de mayor inversión social, más empleos y mejores salarios. Además, han desarrollado grandes empresas como Samsumg, lg, Hyundai, Kía, Singapore Airline; respectivamente. Gracias, a políticas y acuerdos de libre mercado.

En contraste, a las naciones asiáticas mencionadas, tenemos el caso de Venezuela. Los gobiernos tradicionales, también se agrega a Hugo Chávez, este último disfrazado de "un socialismo mesiánico" apostaron al populismo pragmático. No sentaron las bases ni se hicieron la reales reformas socioeconómicas para que hoy esa nación suramericana tuviera mejor suerte. No hubo plan de estado estratégico sobre política agropecuaria y petrolera. La mayoría de productos comestibles que consumen son importados, regalaron el oro negro...

Winston Churchill, estadista, militar y literato inglés, con mucha razón decía:" los grandes estadistas piensan en las futuras generaciones y no en ganar elecciones." lamentablemente, la práctica del liderazgo político tradicional y actual en su gran mayoría, ha sido todo lo contrario a esa frase lapidaria. Han apostado al endeudamiento desmedido, al asistenciastencialismo parasitario que planificar y ejecutar políticas de transformación del actual modelo económico anacrónico, con esto no niego que hayan ejecutado planes, pero son tímidos y poco relevantes. 

El actual gobierno de Abinader hereda una de la peores crisis económica mundial debido al Covid-19, aparte de que tiene el reto de hacer una obra de gobierno transparente y honesta, también se suma el desafío de reactivación económica.

En ese mismo orden, es un imperativo más que nunca, la captación de inversión extranjera, así se obtienen capitales, recursos frescos, para eso deberá crear las condiciones de seguridad y de tasas impositivas atractivas; eliminar las nóminas parásitas, ser austero en el gasto público, confiscar los miles de millones que se llevó las garras de la corrupción de funcionarios de gestiones pasadas, fusionar ministerios con duplicidad de funciones generales con otros ministerios, entre otras acciones.

Algo que debe retomarse y concretizarse por ser un tema medular postergado por mucho tiempo, luego de pasada esta pandemia, es el pacto fiscal y eléctrico, que fue cacareado y abandonado por el gobierno danilista, a raíz del costo político-electoral y por presiones de sectores empresariales que responden a intereses espurios. Sin las debidas reformas a esos dos grandes ejes que gravitan directamente sobre el aparato productivo nacional, pues que no se piense ni se sueñe en una producción y productividad eficiente y por ende competitiva a nivel macroeconómico.

La prácticas populistas son acciones paliativas, una especie de parche sobre cual prenda de vestir inservible, a la larga no resuelven nada más bien postergan y empeoran los males sociales (fomentan el clientelismo y la miseria material y espiritual) . Esta vil práctica solo ha servido para alimentar el ego y la actitud de perpetuidad en el poder de gobernantes de cortes caudillistas.

Alguien dijo: " los pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla.

El autor es catedrático universitario

😀LES COMPARTO MI ARTÍCULO: ¡BASTA YA, NO MÁS PRÁCTICAS Y RETÓRICAS POPULISTAS! UN VERDADERO Y SOSTENIBLE DESARROLLO,...
Publicado por Alberto Suero Encarnacion en Sábado, 3 de octubre de 2020


¡Cilk aquí si deseas recibir las informaciones en tú WhatsApp!


Publicar un comentario

0 Comentarios

Recomendadas...