v7.0

EL DESAFÍO DEL “MENCHO”: TRAS LAS HUELLAS DE UN JEFE NARCO “FANTASMA” EN MÉXICO

El capo mexicano fue arrestado dos veces en Estados unidos, es uno de los criminales más buscados en el mundo y construyó un imperio multimillonario basado en el tráfico de drogas

(Fotoarte: Infobae/Jovani Silva)
(Fotoarte: Infobae/Jovani Silva)

Pasados los 50, Nemesio Oseguera Cervantes ha llegado a la cumbre de su carrera criminal. Identificado como líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, Oseguera, conocido como el “Mencho” se convirtió en el hombre más buscado de México y Estados Unidos.

La historia de Oseguera Cervantes es extraordinaria porque la gran mayoría de narcos mexicanos de su generación han sido apresados o han muerto violentamente. Según la acusación del Departamento de Justicia de EEUU, el “Mencho” dirige el CJNG ―o su versión embrionaria― al menos desde el año 2000 y ha logrado expandirlo a la mayoría de los estados de México y a varias ciudades de la Unión Americana. Sus primeros pasos en el narco los dio, sin embargo, bastante antes.

En Naranjo de Chila ― un pueblo polvoriento al sureste de Michoacán― nació el 17 de julio de 1966 Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, uno de los seis hermanos de una familia de productores de aguacate.


Para ayudar a ganar dinero a su familia en dificultades, el joven Nemesio abandonó la escuela en quinto grado de primaria y comenzó a trabajar en el campo. Sin embargo, debió haber soñado con algo más que aguacates, porque en pocos años empacó y se mudó al norte de California, Estados Unidos.

Para 1986 vivía en el área de la Bahía, donde fue arrestado por la policía de San Francisco por robo y posesión de arma cargada. Una foto de reserva del incidente muestra al Mencho, de 19 años, con una sudadera con capucha y con acné en la cara. Dos meses después, nació su primer hija: Jessica Johanna Oseguera, de 33 años.

Antes de ese momento, el actual líder del Cártel Jalisco Nueva Generación se había graduado en la labor de proteger los cultivos de marihuana.

Los plantíos que cuidaba “El Mencho” pertenecían a Manuel Salcido Uzeta, el “Cochiloco”, un viejo líder del extinto Cártel de Guadalajara, y por quien conoció a los cabecillas de la organización de Los Cuinis.

La relación de Nemesio con los líderes de dicha célula criminal fue tan estrecha, que comenzó con un amorío con Rosalinda González Valencia, operadora financiera de dicho grupo criminal.

Tres años después del nacimiento de su primogénita, Mencho viajó a San Francisco, Estados Unidos donde fue arrestado nuevamente —esta vez por vender drogas— y unos meses más tarde fue deportado a México.

Los próximos meses son confusos, pero según las cuentas, en 1990, Rosalinda y el cabecilla narco tuvieron a su segundo hijo, Rubén Oseguera González, de 29, acusado de conspiración para traficar más de 5 kilogramos de droga a Estados Unidos.

Rubén Oseguera nació en San Francisco, California. Tiene varios alias entre ellos “El Junior”, “El Rubencito” , “El Rojo” y el más conocido por ser diminutivo del apodo de su padre, “El Menchito”.

Desde su adolescencia, el presunto sicario actuó como segundo del CJNG, justo debajo de su progenitor. En 2013, las autoridades lo investigaron por estar vinculado en la compra y venta de estupefacientes desde América del Sur a México.

Pero fue hasta un año después que las autoridades mexicanas capturaron al líder del CJNG. Los procesos legales llegaron hasta el penal del Altiplano, donde un juez lo absolvió de los delitos de posesión de armas de fuego, armas de uso exclusivo del Ejército, narcotráfico, entre otros.

Inmediatamente después de su salida, el capo fue detenido por miembros de la Agencia de Investigación Criminal que lo trasladaron al Centro Federal de Readaptación Social No. 2, una prisión de alta seguridad en Jalisco.

Sin embargo, nuevamente un juez concluyó que no había pruebas suficientes contra él.

FUENTE: INFOBAE


Publicar un comentario

0 Comentarios

Recomendadas...