v7.0

CÓMO ES LA VIDA EN LOS BARRIOS VULNERABLES DE SANTO DOMINGO EN TIEMPOS DE TORMENTA


SANTO DOMINGO.- En los barrios próximos a ríos y cañadas la gente no le teme a la tormenta Isaías, no le teme al Coronavirus (socializan sin mascarillas), se bañan en la lluvia y conversan enérgicamente a la par que observan la llegada de medios de comunicación, autoridades municipales y organismos de socorro que por estas fechas se personifican al lugar.


No evitan ser fotografiados o filmados, el lente para ellos es otro mal necesario aunque en su mayoría evitan emitir declaraciones a la prensa.

La otra minoría que sí habla, acostumbra a adornar su historia con elementos que consideran de interés y que entienden les beneficiaría en un futuro.

En la Ciénaga, por ejemplo, donde aún quedan decenas de casuchas levantadas en base a hojalata justo en el mismo lecho del Río Ozama, EL DÍA se encontró con un hombre de unos 45 años que se hizo nombrar solo como Jacobo.

Aseguró tener 14 años residiendo en el lugar. Es una casa de unos 7 metros de largo y otros tres metros de ancho. No tiene divisiones, las cubetas tapan varias de las goteras del techo, un mosquitero cubre una vieja cama y un televisor de los de tubos de rayos catódicos emite la programación de un canal local a todo volumen.

Barrio El Dique, en la ribera oriental del río Ozama. Foto: Elieser Tapia/El Día.
“Nosotros aquí estamos agarrados de Dios y de las autoridades, tenemos la confianza de que nada malo va a pasar”, aseguró Jacobo.

Jacobo vive solo, pero el espacio donde pernocta es solo la mitad de la edificación. Justo a su lado una adolescente se entretiene con dos más pequeños que ella.

Al preguntarle si se encontraba en el lugar algún tutor del trío, respondió negativamente y procedió a informar que ella era la madre de los dos críos y que no iba a “decir nada”.

No mostró ni siquiera un atisbo de congoja, visualmente parecía disfrutar de una vida placentera a la que nada le perturbaba. Aunque si las lluvias se intensifican ya saben deberán salir a un lugar seguro para resguardar su integridad física.

En la zona solo hay dos albergues. El director de la Defensa Civil en el Distrito Nacional, Alexander García, dijo que se tratan de la Escuela Unión del Carmen y el salón multiusos de los bomberos.

“Ya nosotros tenemos identificadas a las familias que van a ser trasladadas”, sostuvo García.

Ese monto, solo en La Ciénaga, ronda las 40 familias informo la alcaldesa del Distrito Nacional, Carolina Mejía.

Mejía, inició desde tempranas horas en la mañana de este jueves, inicio un recorrido junto al personal del ayuntamiento que dirige.

Empecé temprano en Gualey y ahora vinimos aquí a los farallones donde los líderes comunitarios han identificado a los que necesitan asistencia. Estamos en coordinación con la Defensa Civil, la Cruz Roja, Salud Pública y el cuerpo de bomberos”, afirmó Carolina.

Informó que en coordinación con la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses, se han preparado autobuses para el traslado en caso de ser necesario.

En el DN hay identificados y georeferenciados 37 albergues. De manera general y según los registros de la Defensa Civil, en todo el país hay 2,396 lugares de refugio con capacidad para 557, 193 personas.

Esta situación es recurrente todos los años pero ahora se ha añadido otro mal, el Covid-19.

“Todas las personas que van a ser trasladadas serán evaluadas por Salud Pública a los fines de evitar un brote de contagio y dentro de los albergues se han instalado zonas de aislamiento para los sospechosos de tener la infección”, declaró García.



Publicar un comentario

0 Comentarios

Recomendadas...